Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2014

"Con una Pluma"

Imagen
Con una pluma, suave y delicada, cubriré tu cuerpo desnudo.
Añorarás la piel que cubre a cada ser humano, pero sabrás que solo las plumas te permitirán volar.
Volar, no solo como ciertas aves lo hacen, sino como lo hace un escritor.
Con una pluma, un escritor se embarca en aviones de papel y lleva consigo un equipaje cargado de absurdas historias e ideas ; poeta, que utiliza la tristeza como inspiración y el amor como alimento de dicha tristeza.
Con una pluma, dirigirás tu vida, porque la pluma señala el norte que deberás seguir y otra te dirá la hora en la que te encuentras.
Con una pluma, llenarás la almohada; usarla suele ser un pecado. Sobre la almohada dejarás descansar tus crueles pensamientos.
Con una pluma, acabo de escribir este poema, dedicándolo a ti.
Con una pluma, acariciaré tu alma.

© 2014 Hilda Hurtado.

" Te Echo de Menos"

Imagen
Tu piel, casi marchita por la edad, brilla con el reflejo del fuego mientras acaricio tu pecho.
Tus labios me temen, ya que cuando mi boca los roza, pierden control y no
son capaces de emular palabra. Tus ojos se inquietan de forma extraña y opacan con su inquietud la luz de la luna. Tantas ironías juntas en un hombre que no sabe como amarme.
Mientras te observo, alimento mi ego con tu fortaleza, la misma que absorbo de cada gota de sudor que rueda por tu espalda. Puedo pedir que no te marches, mas sin embargo lo permito, porque al hacerlo te puedo echar de menos.
Extrañarte es un arte, es el arte de amarte; al no tenerte cerca, araño a la memoria obligándola a no olvidarte. Te escurres entre mis dedos, tal y cual como lo hace el agua.
Te observo caminar por la calle, a través de mi ventana, mientras fumo un cigarro; nos bebimos la última gota de silencio, reserva especial , que había en la botella.
Ya perdí la cuenta, de las veces que cepillaste mi cabello con tus dedos y de las vec…

" Despidiendo al Amor"

Imagen
Oye la voz de tu odio, sentimiento que no espero de ti.
Ante tus ojos me despojé de la ropa que cubría la desnudez de mi alma, desnudez falsa.
El amor sin medida que te ofrecí ayer, se vende hoy por centímetro en el mercado.
Las lágrimas que ves brotando de mis ojos, son oscuras , ya que impura se encuentra mi alma.
El rencor se refleja en cada una de tus palabras,  no aceptas el cese al fuego de mi corazón.
Tu felicidad, ya no es la mía y tu tristeza tapiza el camino que piso.
El verdadero amor se equivocó y la verdad de mi amor por ti, huyó en secreto para casarse con tu mentira.
Mi ilusión quedó colgada en el lucero brillante, aquel que me regalaste una noche perdida en el verano.
Le digo adiós a un sentimiento que habitó mi corazón durante muchos años y que dio luz a mi camino, mientras apagaba los sueños.
Cada memoria, quedará en el olvido.


© 2014 Hilda Hurtado