Mientras me extrañas


Mientras me extrañas, tejo con hilo de dudas
una capa gruesa que cubrirá tus hombros,
necesitas despojarte de la que vistes,
ya que ella te empujó hacia locura.
La capa que invento lleva gotas de sosiego,
mas también lágrimas de incertidumbre.

Mientras me extrañas, alimento con metáforas
mi cerebro dormido, tanto olvidarte ha causado
estragos en mis sentidos.
Deja inundar tus manos con amapolas,
para que el aroma que desprenden,
narcoticen tu sistema ahogándote en un letargo
del que despertarás con el rozar de mis labios.

Mientras me extrañas, he cruzado los colores
del arco iris; el amarillo guió mis pasos rumbo
a la felicidad, el rojo encendió mi alma, el verde
albergó esperanza, el naranja aseguró lo inseguro,
el violeta me brindó paz, el azul enriqueció
mi intelecto y el añil dejó que volara junto
a la imaginación.

Mientras me extrañas , acumulé los recuerdos
guardándolos en la bóveda de los momentos,
momentos que quedaron perdidos en algún
lugar del tiempo. Armadura brillante, carreta de errante,
barco sin dueño o capa de torero; todos objetos
necesarios para recrear nuestro cuento.

Mientras me extrañas, yo imagino tu boca, siento tu piel
respiro tu aroma y bebo de tus anhelos.
Acabas de preguntar si puedo permitirte el regreso
pero para que permitirlo, si suspendiéndote del cielo
me amas más, que si te planto en mi suelo.


©2014 Hilda Hurtado.

Entradas más populares de este blog

Reloj Maldito

Robando Rosas

Amor de Verdad