Sálvame



Me encuentro atrapada dentro de una burbuja llena
de un aire viscoso llamado rutina; tengo que a fuerza 
respirar mi propio aliento y despierto cada mañana 
envuelta entre sábanas de nostalgia, añoro al caballero 
que alguna vez me robó un beso, mientras me encontraba sentada
bajo el Sauce que lloraba inconsolable por el transcurso del tiempo.

A través de la poca visibilidad que hay en mi morada,
observo las luces de la ciudad en plena noche nevada.
Donde estarás? me pregunto... Con quién andarás?
me cuestiono y clamo tu nombre con mis pensamientos.
Sálvame de la cotidianidad a la que me he sometido.
Buscando libertad , la encontré ; buscando soledad,
la hallé, pero falta algo para completar mi alegría.

Necesito correr atada de tu mano sobre la arena húmeda,
bajo el sendero arropado de  árboles en la selva desnuda; subir
las montañas y cruzar acantilados a través de puentes imaginarios,
nadar bajo el mar en busca de perlas coloridas; necesito beber de tus
labios y sentir viva mi alma para no matar la esperanza.
Llega pronto, la espera es terrible y los sueños huyen ingratos.
Camina raudo, galopa feroz o despliega tus alas; solo llega a mí.

Rómpe con furia la burbuja y arranca mi cuerpo encadenado con silencios
y promesas no cumplidas. Adivina lo que mis ojos te cuentan, porque el
 abecedario abandonó mis palabras y mi lengua ya no posee con que herirte.
Abre tu alma, la mía ya está abierta esperando tu decisión; cuida tus sonrisas
porque ya son mías. Anhelo estar contigo hasta el final de los tiempos,
cuando todo haya pasado y nuestro amor se refleje en el lado oscuro de la luna.
La traición del pasado, se convirtió en la verdad del presente. Te amo.

© 2015 Hilda Hurtado.

Entradas más populares de este blog

Reloj Maldito

Robando Rosas

Amor de Verdad