Sueños




Las noches serían vacías sin ellos,
mi almohada no encontraría un sentido
para su inerte existencia, tal vez solo ser
el objeto, sobre el cual reposa mi cabeza.

Suelen ser de porcelana fina,
cuando silenciosos inundan los estantes
de la memoria, adornándolos con imágenes
traídas desde algún lugar lejano.

Son rebeldes, cuando galopan sin juicio
humedeciendo las sábanas. En su trayecto
pasajero, buscan alterar el hilo de los sentidos
permitiendo que despierte con ansias de amarte.

Se vuelven realidades cuando los invoco
 aún despierta, son sueños que moldeo
a mi antojo, los manipulo como barro fresco
y los transformo en mi destino.

Pueden ser mensajes extraños de 
vidas pasadas o visiones inexplicables de
un futuro cercano. Son metáforas,
 que con su retórica encubren la realidad de la vida. 

©2015 Hilda Hurtado A.

Entradas más populares de este blog

Reloj Maldito

Robando Rosas

Amor de Verdad